Una alimentación saludable para los más pequeños

21/03/2017
  • Una alimentación equilibrada y saludable es fundamental para que los niños crezcan sanos y fuertes. No solo es necesario para su crecimiento físico sino también para su desarrollo intelectual ya que puede repercutir en su estado de salud, su habilidad para aprender o comunicarse y sobre todo en su rendimiento escolar.
    Para ello te traemos algunos consejos para que los pequeños de la casa sigan una dieta saludable como base para un buen desarrollo físico, psíquico y social.

1. El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Aún si el niño no tiene mucha hambre, no ha de saltárselo.
2. La hora de comer no debe ser un momento aburrido y rutinario. Resultará más sencillo si a los platos se les incluye alguna decoración extra que lo hagan más llamativo y atractivo. No es lo mismo una ensalada de verduras que la cara de un payaso hecha a base de zanahorias, pepino y lechuga.comer sano
3. Hidratación en todo momento. Es importante que beba agua en todo momento y no permitir que pueda llegar a tener sed. Una correcta hidratación ayudará a una buena digestión.
4. Ejercicio. No solo entendido como tal ya que a través de los juegos también se ejercitarán los músculos. Además de ser una necesidad motriz, activará el metabolismo para mantenerlo en forma.
5. Olvídate de freír los alimentos. Es recomendable acostumbrar al niño a las frutas y verduras. ¿Una merienda ejemplar? Corta a taquitos varias frutas y guárdalas en un recipiente. Si además tienen varios colores, será aún más atractivo y comerá mejor.
6. Las comidas, a su hora. Acostumbra al pequeño a un horario específico y a seguir una rutina. El cambio en los horarios puede generar confusión y malos hábitos en la mesa.
7. Combina los alimentos. El niño comerá de todo si se le enseña a que debe variar las comidas.
8. Evita las grasas. Adiós a las patatas fritas, tartas o dulces, o al menos han de reducirse para no perder el equilibrio en una correcta alimentación.
9. Que nunca olvide cepillarse los dientes. Comer alimentos ricos en azúcar por ejemplo o almidón, puede contribuir a la aparición de las primeras caries.

Ten en cuenta que comer siempre puede ser divertido y los pequeños han de aprender a disfrutar de la comida y no convertirse en un suplicio. Y recuerda: equilibrio.

Deja una respuesta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué debes elegir Pekeagenda?
  • - Permite una comunicación fluida entre educadores y familiares
  • - Aporta seguridad y tranquilidad a los padres
  • - Ahorra un tiempo muy valioso a profesores y padres
  • - Asegura una educación participativa
  • - Fácil de usar, segura e intuitiva
  • - Totalmente personalizable

¿Hablamos?

Descubre todo lo que Pekeagenda puede hacer para mejorar la gestión de tu escuela.

986 60 10 31
Llámanos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.